Junio 2019
DLMMJVS
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30 

 
¿Cómo está tu visión espiritual? Enviar esta meditación

Génesis 13:8-13
“Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora altercado entre nosotros dos, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos. ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda. Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto en la dirección de Zoar, antes que destruyese Jehová a Sodoma y a Gomorra. Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán; y se fue Lot hacia el oriente, y se apartaron el uno del otro. Abram acampó en la tierra de Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma. Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera.”


Hace muchos siglos dos hombres se pararon sobre una elevada colina desde donde se divisaba una gran llanura fértil que se extendía por varios kilómetros frente a ellos. Estos eran Abram y su sobrino Lot quien, con su familia, había salido junto con Abram y su esposa con rumbo a la tierra de Canaan (Génesis 12:4). Ambos se establecieron en un punto intermedio entre su hogar y el destino final. Ahora había llegado el momento de separarse porque la tierra que compartían “no era suficiente para que habitasen juntos, pues sus posesiones eran muchas, y no podían morar en un mismo lugar.” (Génesis 13:6).

Ellos tenían que tomar una decisión que afectaría sus vidas y sus familias en el futuro. En el pasaje de hoy Abram instó a Lot a ver a su alrededor para que hiciera la elección más conveniente para él. “Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego... Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán.” (v.10, 11). Lot plantó sus tiendas a las puertas de Sodoma y permaneció allí. Y aconteció que pasado un tiempo varios reinos de los alrededores hicieron guerra contra los reyes de Sodoma y de Gomorra, a los cuales vencieron. Y tomaron todas sus riquezas y todas sus provisiones. "Tomaron también a Lot, hijo del hermano de Abram, que moraba en Sodoma, y sus bienes, y se fueron." (Génesis 14:1-12).

Abram, mientras tanto, "acampó en la tierra de Canaán." (Génesis 13:12). Recordemos que “Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.” (Génesis 12:1). La Biblia nos dice que Abram “creyó a Dios.” (Romanos 4:3). Su confianza estaba puesta en el Dios todopoderoso y en él esperaba. Por eso “Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos, y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente. Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre.” (Génesis 13:14-15). Esta promesa de Dios a Abram se cumplió con la toma de posesión de Canaan bajo la dirección de Josué.

Es importante señalar que antes de tomar una decisión, cada uno de ellos “alzó sus ojos.” Aunque ambos miraron cada uno vio cosas diferentes. Lot vio la realidad agrícola: los fértiles campos y la abundante irrigación. Abram pudo ver más allá, porque él “esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios”, dice Hebreos 11:10. La característica fundamental de Abram era su fe, producto de su estrecha comunión con el Señor. Abram pudo ver lo “invisible” porque confió en Dios de todo corazón.

Uno de los aspectos más importantes en la vida del cristiano es el discernimiento espiritual, por medio del cual podemos “ver” y entender los planes que Dios tiene en nuestras vidas y de esta manera, si seguimos sus instrucciones, al final obtendremos la victoria. Por eso es sumamente importante que nos concentremos en la manera en que nosotros podemos mejorar nuestra visión espiritual, nuestro discernimiento espiritual, nuestro entendimiento espiritual.

¿Deseas tener buena visión espiritual? Aumenta tu tiempo diario de oración y lectura de la Biblia. A medida que profundizas en tu relación con Dios tu visión espiritual irá mejorando y podrás disfrutar abundantemente de las riquezas y maravillas de la gloria de Dios.

ORACION:
Bendito Padre celestial, te ruego me ayudes a acercarme cada día más a ti y que tu luz redentora ilumine mis ojos espirituales para poder ver con claridad tus planes en mi vida y seguir tus instrucciones que me llevarán a la victoria. En el nombre de Jesús, Amén.